Sigue siendo Invierno aquí

DANIEL RODRÍGUEZ

 

¿Cómo huir de salmones como navajas

o de libertinajes prohibidos e insidiosos

al servicio de la producción industrial moderna

que pueden zambullirte a todas horas

con el chapoteo profundo del cadáver

que cae en las noventa y nueve pozas sépticas?

 

Tras las morgues de inferencias lógicas

y los muy razonables mitos sorelianos,

aquella vida de percepción inmediata

se recrea impasiblemente en esconderse

tras farolas naranjas de regresos ebrios,

de auras vibrantes; de películas nocturnas

y de bibliotecas con pájaros helados

que anidan en sus estanterías repletas.

 

No sé hablaros del sonido abisal del cielo

ni del puente alargado que lleva a mi cama

ni de cuando hiela y me escupe el viento;

¡Y yo allí, en el puente, desnudo de conciencia,

Erecto, señalando con la polla el Norte

donde un Yeti se masturba enloquecido!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s