Observando al Gran Hermano (en alusión a Palahniuk)

AITOR PARRA

 

Antes pensaba más en el problema de las grandes tragedias

crecemos rodeados de películas

trágicas

que acaban siempre bien, y creo

que nunca somos tan inocentes como para creer

que esto se cumpla, pero

nos TRAGÁBAMOS la tragedia como un consuelo

para volver a la rutina, a la estúpida y aburrida

rutina.

Tardamos poco en olvidarnos de las ambiciones pasadas

por muy estúpidas que fueran,

aunque casi cualquier ambición carezca de sentido

es bonito ver a los niños que cada día te dicen que van a ser una cosa

distinta.

La gente DEBERÍA ser consciente de la tragedia de sus vidas,

los neumáticos están pinchados, pero no

importa

porque nunca tuvimos adónde ir.

Son las historias de siempre

te joden la vida,

te hacen a un tiempo odiar tú rutina y

alegrarte de estar a salvo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s