HYDROPONIC CHILD

ENRIQUE ZAMORANO

[La poesía alucinada, salvaje y visceral siempre vuelve. Este poema lo escribí durante un encierro voluntario en una casa de Salamanca, con única compañía de la oscuridad y de mi fiel amigo Daniel Rodríguez. Después de permanecer ocho horas mirando a la misma pared, cogí el bolígrafo, y en una especie de delirio escribí el poema que sigue. Apenas lo he corregido y mucho menos retocado, por meras cuestiones de honestidad con el mismo poema y lo que representa.]

IMG_20130601_122027

Mi meada puede con Dios, 

mi meada cae contra

todos vosotros. 

Las personas se reunían junto al fuego

formando piña alrededor de Hydroponic Child. 

Mi meada semi-inconsciente 

arranca de vuestras gargantas,

es suspiro. 

Todos los policías de la ciudad

temían como niños las verdades de Hydroponic Child. 

Mi meada sale como bulbo o teta, 

escuece al precipitarse sobre 

las paredes del váter. 

Hydroponic Child montando

1, 2, 3, 4, 5, 6 orgías

con los cerebros enfermos de benzedrina. 

Cantaban las tabernas, 

todas las luces estaban encendidas

en las casas de la noche, 

y la tristeza se tejía tan solo con la imposibilidad

ante las proezas de Hydroponic Child.

Ved la llegada de Hydroponic Child, 

ved su salida del loquero,

su gigantesca cabeza alucinada 

sepultada

por la meada. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s