Tío-Vivo

ALBERTO MARTÍN

Me gusta, los domingos por la tarde de un día de Enero, sentarme en la Plaza Mayor de Valladolid frente al tío-vivo. Me gusta hacerlo cuando la tarde ya ha anochecido me gusta verlo como gira, cómo gira, como gira, como gira, como verlo gusta me anochecido ha ya tarde la cuando hacerlo gusta me vivo-tío al frente Valladolid de Mayor Plaza la en sentarme, Enero de día un de tarde la por domingos los gusta me, me gusta, los domingos por la tarde de un día de Enero, sentarme en la Plaza Mayor de Valladolid frente al tío-vivo. Me gusta hacerlo cuando la tarde ya ha anochecido me gusta verlo cómo gira, cómo gira, cómo gira, como verlo gusta me anochecido ha ya tarde la cuando hacerlo gusta me vivo-tío al frente Valladolid de Mayor Plaza la en sentarme, Enero de día un de tarde la por domingos los gusta me, Me gusta, los domingos por la tarde de un día de Enero, sentarme en la Plaza Mayor de Valladolid frente al tío-vivo. Me gusta hacerlo cuando la tarde ya ha anochecido me gusta verlo como gira, cómo gira, como gira, como gira… Algunos de mis amigos me preguntan para qué me siento en frente del tío-vivo, sin más, a verlo girar, y yo les respondo: “porque me gusta gusta me porque me gusta me porque” Y sigo viéndolo, como gira, gira como viendolo sigo y sigo viendolo, cómo gira, gira como sigo viéndolo”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s