Adiós, cebolla

cebolla

NOELIA TORIBIO

A todas las mujeres, sobre todo a las que

luchan contra el cáncer de mama

Adiós, cebolla.
Cebolla asquerosa y repulsiva,
cebolla podrida y pestilente
de hedores nauseabundos
y de formas deformadas.

Adiós, cebolla.
Cebolla con pelo y espinas,
cebolla sucia y repugnante
como una cucaracha desangrada
como una herida que supura larvas.

Adiós, cebolla.
Parásito inmundo clavado en mi carne,
que me carcomías el pecho para hacerte más grande,
que me carcomías la cabeza para debilitar mi fuerza
con pensamientos paranoicos que daban mil vueltas
con el fin de desentrañar tus negras conspiraciones.

Adiós, cebolla.
Cebolla mugrienta y putrefacta,
cebolla abominable y odiosa
de capas densas y pegajosas
recubiertas de moho.

Adiós, cebolla.
Cebolla dolorosa y endiablada,
cebolla negra y emponzoñada
con bubas venenosas
donde los gusanos se bañan.

Adiós, cebolla.
Porque no volveré a pensar en tu horroroso ser,
porque no volveré a una camilla por tu culpa,
porque no volverás a contaminar mi piel,
porque no me harás derramar una lágrima más…
Porque, a pesar de todo, yo fui más fuerte que tú.
Adiós, cebolla, adiós…

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s